NewsTeter #10

Hola,

He dejado pasar unas semanas más de la cuenta entre mi anterior email y el que estás leyendo ahora. Podría ponerte la utilizadísima excusa de que he tenido mucho trabajo, que no sería mentir, pero tampoco sería del todo verdad. Porque, al final, sacar un rato para sentarme a pensar y a escribirte es un momento bastante zen de mi semana. Y es cierto que hemos tenido mucho trabajo, sobre todo organizativo. ¿Te acuerdas que te conté que estamos en plena revolución tecnológica? Pero también hemos estado gestionando la compra de las novedades de los próximos meses, recepcionando todo el producto nuevo que ha ido llegando, con sesiones de fotos, reuniones técnicas… Al final no me ha dado tiempo a escribirte, aunque mi cabeza no ha dejado de darle vueltas a algo.

Todo empezó el día en el que recepcionamos el último pedido de HKliving y vimos las sombrillas en vivo y en directo (si quieres verlas, están en novedades). Para mí fueron un flechazo pero cuando le pregunté a Marta, nuestra gestora de la tienda online, qué le parecían, me contestó «no las traigas» con ese tono de voz que pone cuando piensa que allá vamos con una de mis locuras. Aún así, las incluí en el pedido. Y cuando las he visto en el almacén me he reafirmado en el flechazo. Y creo que hice bien en seguir mi instinto, porque una de ellas ya está agotada.

Más allá de la anécdota, he estado pensando en por qué de repente lo retro vuelve a estar tan de moda. Y viene de la mano de otras tendencias con las que se relaciona bastante bien a nivel de estilo y a nivel conceptual. Por ejemplo, y por citar solo una, la vuelta al producto artesano.

Volviendo a la sombrilla, que es el principio de todo, es una de las piezas de la colección «Doris for HKliving» con la diseñadora de moda holandesa Kim Wijte, creadora de Doris Vintage, que ha diseñado textiles para los productos de la marca con la premisa de crear “algo floral, algo chic, con un toque boudoir“.

¿Soy solo yo o tú también has notado últimamente un cierto interés de las grandes marcas por los pequeños creadores y los artesanos? Hace muy poco Sisley y Malababa anunciaban una colaboración para crear un bouquet con productos de ambas marcas. Y Taller Silvestre compartía en su Instagram que había entrado a formar parte de The Linen Community, una comunidad creada por la marca Springfield para promocionar su línea de lino en la que hablan con pequeñas empresas y artesanos sobre productos naturales y sostenibilidad.

Y, en realidad, creo que todo forma parte de lo mismo. Porque los textiles vintage, los productos artesanos, la cerámica, las fibras naturales, crean una sensación de confort. Son los pequeños detalles que convierten las casas en hogares, que hacen que vivamos en ambientes más cálidos y más humanos. Lo mismo ocurre con la necesidad de acercarse a la naturaleza. Si antes ya había una tendencia hacia las plantas de interior, ahora es clamoroso. Y creo que todo responde al mismo principio: estamos buscando espacios que sean refugios. Y la naturaleza y la nostalgia nos reconfortan.

Si llevas leyendo nuestro blog desde hace un tiempo, te sonará algo de todo ésto. Y también por la selección de productos de la tienda. Y no es que en el equipo contemos con un futurólogo, es porque las tendencias nos arrastran a todos: las imágenes que nos llegan en redes sociales, las revistas, los blogs, las colecciones de las marcas cada temporada… Van marcando una hoja de ruta que educa nuestra mirada y modifica nuestro gusto. ¿No te pasa que aquella vajilla de tu madre, aquel jarrón de barro pintado con geometrías de colores, aquellas sillas de mimbre de tu abuela, aquel cojín con un estampado barroco de flores, todos aquellos objetos que antes te horrorizaban, ahora te crean una cierta fascinación?

Por esa evolución de la mirada, cuando vi aquella sombrilla de flores, con flecos y remaches dorados, no dudé en incluirla en el pedido. Y creo que fue un acierto.

Me gustaría saber si tú también has notado un cambio reciente en tus gustos: hacia lo vintage, lo artesano, lo mediterráneo, lo natural, hacia los cada vez más grandes cuellos babero de las camisas de esta temporada. ¿Lo notas? ¿Crees que la tendencia puede tener otro significado?


Hoy me he extendido más de la cuenta, pero no quiero dejarte sin un resumen de lo más relevante de estos días de desaparición forzosa. En el blog hemos hablado de cómo un buen diseño te ayuda a ganar metros poniendo de ejemplo un proyecto del estudio de Arquitectura de Interiores de Georgie Shepherd. También visitamos la casa de Ángela González-Mateos, experta en Marketing Digital (@angelagomabe en Instagram). Y escribimos sobre decorar tu casa con fibras naturales, un tema muy apropiado hoy. Para no abrumarte con las novedades de la tienda, te invito a visitar lo nuevo de Madam Stoltz, que sabe a verano. También te enseño tres nuevas lámparas que no son para todo el mundo ni para todas las casas. Y si has entrado en Instagram, ya sabrás con quién vamos a colaborar en el post del blog de este domingo.

Tete.

PD. ¿Es casualidad que mientras redacto ésto me haya llegado una newsletter de McGee & Co presentando su nueva colección de piezas artesanas, vintage e imperfectas, llamada «Better with age»? Yo creo que no.