NewsTeter #9

Hola,

Me ha pasado. Un día abres los ojos y te das cuenta – ¡oh, sorpresa! – de que eres tu padre. O tu madre. Pero, en mi caso, ha sido mi padre. Y ojo, que no digo que sea siempre para mal lo de heredar rasgos de carácter o la forma de ser de tus padres, pero, cuando te sobresaltas al darte cuenta, es que te has visto repitiendo un patrón inesperado. Y seguramente repitiendo la que nunca has considerado la mejor de todas sus virtudes.

Esto viene a que ahora mismo estamos inmersos en un cambio de infraestructura tecnológica en la tienda y en toda la empresa. ¿Cuál es el resultado después de 15 días de auditoría externa? Pues han llegado a la conclusión de que yo no soy tecnológica. Regado además con una cierta admiración estupefacta de los auditores cuando me dicen que bastante bien me organizo con mis medios pseudo analógicos. Y claro, me he mirado en el espejo y he visto a mi padre.

Mi padre era el NO tecnológico y yo le daba mil vueltas en ese campo. ¿Qué ha pasado? ¿En qué momento me bajé de la rueda de estar al día de los avances del mundo?

Y para rematar mi sensación de haberme quedado fuera del mundo, llegó Club House. ¿Alguien me puede decir qué es Club House? Porque hace ya un mes, cuando se puso tan de moda, me mandaron la invitación a la app y yo, toda ufana, siempre queriendo enterarme de todo y probarlo todo, me descargué la aplicación y me di de alta. ¿Y entendí algo? NADA. Miré un ratito, traté de entender los botones, salí sin hacer ruido y le di a desinstalar. ¿Ha llegado por fin el día en que una red social nueva supera mis conocimientos del mundo? Ha llegado.

Estamos acostumbradas a decir que Instagram ya tiene 10 años, pero querida, tengo una noticia que darte: con esa afirmación también decimos que nosotras tenemos 10 años más que el día en el que entramos en Instagram por primera vez. Y ha cambiado tanto todo y a tal velocidad en los últimos años que me resulta difícil de seguir. Porque con eso de adaptarse a la competencia, Instagram, que era mi casa, mi refugio, mi lugar feliz, no deja de agregar utilidades y botones nuevos. ¡Que ya no caben más botones! Este año, las guías, los reels y ahora las salas de voz. ¿Me olvido de algo? No paran de crear cosas nuevas y de reubicar las antiguas. Pero ¿y nosotras? ¿Dónde nos van a reubicar a nosotras?

Ahora que estoy diagnosticada oficialmente como no tecnológica, me toca tomarme un tiempo para volver a ponerme al día. ¿Te unes a mi club de los «no tecnológicos en proceso de aprendizaje»? O igual eres de las que si consigue estar siempre al día con todo lo que sale. Si eres de estas últimas, no puedo admirarte más. ¡Sigue en la vanguardia! ¡Por todas nosotras!


Después de mi pequeña confesión, te dejo unos enlaces que seguro que te gustan. Esta pasada semana compartí en Instagram esta asesoría para poner un aplique junto el cabecero de la cama. Si te interesa este tema o necesitas algo de inspiración, estate atenta a los próximos stories y reels, porque hablaré del tema con más tiempo. Y también en Instagram, nuestra nueva jarra térmica en color verde mint arrasó con esta foto. En el blog, nos fuimos a California con Amber Lewis para hablar de alejarnos de los hogares «perfectos» y buscar los hogares vividos. Y no os perdáis en novedades los recién llegados colgantes Espiga: flores suspendidas de ratán que dejan la bombilla al aire. Pura delicadeza.

Muchas gracias por acompañarme en otra NewsTeter. La próxima será la número 10 y no puedo estar más agradecida con quienes me habéis acompañado en este proyectito personal que pensé que iba a durar tres envíos. Os doy las gracias, aunque no quiero ser pesada porque lo repito mucho, pero con vuestras respuestas me ayudáis a estar conectada de una manera más personal con vosotras. Y eso no tiene precio para mí.

Tete.